Los deportes electrónicos o e-sports son competiciones de videojuegos a nivel profesional. Se trata de equipos de personas que juegan entre ellos a nivel competitivo, ganando grandes cantidades de dinero y premios como viajes.

Los jugadores de los e-sports son contratados como cualquier persona en otra organización o empresa, pero estos tienen que entrenar diariamente para estar preparados como lo haría un equipo de fútbol o baloncesto. Además, que estas personas son contratadas por organizaciones de todo el mundo, por lo que estas personas tienen acceso a visas de trabajo. En los e-sports el éxito del jugador es independiente de su altura, de su fuerza, de su rapidez y el género de la persona por lo que rompe con las limitaciones físicas del deporte tradicional en las que necesitas unas ciertas características para poder competir. Todo esto genera un engagement en la comunidad gaming hacia los espectadores al sentirse identificados con los jugadores.

Los juegos online más populares son los ya conocidos Call of Duty, Fornite, League of Legends y el famoso Counter Strike que llevamos jugando toda la vida. No lo creerás, pero el negocio del e-sports es un sector que está experimentando un rápido crecimiento al no necesitar nada más que tu conexión a internet para acceder a la plataforma online conocida como Twitch o YouTube para poder ver sus games diarios, torneos, copas. Si todavía no lo sabías, los deportes electrónicos tienen cantidad de torneos, torneos benéficos, All-star games con los mejores jugadores de cada juego e incluso hasta organizan mundiales. Estos torneos se pueden celebrar en simples locales como en estadios de fútbol. Un dato importante de esta nueva tendencia es que, en 2017, la final del mundial de League of Legends, un e-sports superó en audiencia con un 75% más a la final de la NBA, el partido que se decidiría quien sería el nuevo campeón de la NBA entre los Cleveland Cavaliers vs Golden State Warriors, la serie en la que Stephen Curry ganó al equipo de LeBron James 4-1.

Por lo tanto, los e-sports están y van a tener un impacto en la sociedad y sobretodo en el sector del marketing siendo una oportunidad para las marcas. A esta nueva tendencia deportiva pueden acceder marcas de todo tipo en el que van a poder disfrutar de patrocinios, derechos de imagen, anuncios publicitarios, venta de entradas para eventos en directo y merchandising para su comunidad.

En el marketing de influencers, los jugadores de e-sport tanto los profesionales como los amateurs cuentan con grandes comunidades de seguidores que les apoyan a través de las diferentes plataformas online como YouTube, Facebook y  Twitch por el contenido que generan.

En sus eventos, tu marca va a ser capaz de llegar todo el mundo debido a que las retransmisiones de los torneos son en directo y gratis para tus espectadores por lo que reúnen a millones de espectadores de diferentes regiones y de diferentes segmentos.

En el merchandising, las marcas podrán comercializar líneas de productos basadas en e-sports para poder conectar con su público joven y su comunidad, a través de ropa, complementos y acuerdos con sponsors.

De hecho, ya hay muchas empresas conocidas en el sector español que han invertido en e-sports como el Valencia CF con su equipo compite en la liga profesional de League of Legends, League Championship series (LCS) y otras empresas de tecnología  como Orange, Vodafone o Movistar que invirtieron en la Superliga Orange de la LVP, la principal liga de e-sports en España y la Nº1 en Europa con sus propios equipos como Vodafone Giants, Movistar Riders, etc.

Si te gustan los videojuegos y el deporte, esperamos que esta información te haya gustado y no pierdas de vista a esta nueva tendencia que poco a poco superará al deporte tradicional.