En el mundo en el que vivimos, siendo continuamente “atacados” por la publicidad, las empresas son conscientes de que ya no deben esperar al cliente. Al contrario: deben ir a buscarlo.

El principal objetivo de cualquier marca es calar en los consumidores, siendo algo fundamental para que estos se conviertan en clientes asiduos y elijan sus productos en lugar de aquellos que ofrece la competencia.

Como todos sabemos, estar en el top of mind de los consumidores no es tarea fácil – menos aún, mantenerse. Por eso la creatividad y la comunicación son dos aspectos fundamentales a tener en cuenta cuando estructuremos nuestra estrategia de marketing, ya que la creación de buenos contenidos nos va a ayudar a mejorar nuestro posicionamiento de marca.

Claro está que, a la hora de emprender una estrategia de comunicación, existen vertientes del marketing en mil formas y colores, pero una que puede ser realmente útil por el impacto visual que genera en el público objetivo es el Street Marketing.

Estoy segura de que has oído hablar de él y, además, de que te habrás topado de morros con alguna campaña, como pasó en Madrid y aquí en Valencia con Harry Potter: The Exhibition, donde pudimos ver la Nimbus 2000 frente a la Plaza de Toros, el Sombrero seleccionador en la Ciudad de las Artes y las Ciencias o el Andén 9 y ¾ junto a la estación de metro de Colón.

Aun así, para que no te quede duda alguna, vamos a aclarar en qué consiste eso del Street Marketing.

¿Qué es el Street Marketing?

El Street Marketing forma parte de los medios de publicidad no convencionales (“Below the Line”). Este tipo de marketing utiliza las calles o grandes espacios comerciales para dar a conocer un producto novedoso o una marca en general a fin de conseguir un impacto mucho mayor que el derivado de campañas convencionales y llegar a cuantos más consumidores, mejor.

Generalmente, emplea una comunicación hiper visual, tratando de animar a que las personas interactúen y sean partícipes. Y, dado que llamar la atención del público objetivo suele ser en ocasiones trabajo complicado, añadir un toque de humor, una pizca de ingenio y varias dosis de carácter innovador harán que la pócima sea perfecta para atrapar a nuestro target.

Sin embargo, no hay que confundir Street Marketing con Ambient Marketing, aunque ambos tengan la misma finalidad. Pues a diferencia del Street Marketing, el Ambient Marketing no inserta nuevos elementos en el medio urbano, sino que se funde con el entorno haciendo uso de los elementos que ya están emplazados en él. Es decir, los modifica para transmitir el mensaje que desea de un modo creativo y original – también menos intrusivo.

Un ejemplo que puede aclararte más esta diferencia es: retomando las estatuas de Harry Potter que hemos mencionado anteriormente, éstas formarían parte de una campaña de Street Marketing, porque se han introducido elementos en la calle que no estaban ahí previamente. En cambio, en una campaña reciente, Fisher Prince ha vinilado en Málaga una marquesina de autobús emulando columpios infantiles, bajo el eslogan: “Seamos siempre niños”.

6 Claves para un Street Marketing exitoso:

A pesar del impacto que se consigue con las estrategias de marketing, no todo vale, sino que se deben valorar ciertos factores antes de lanzar una campaña a lo loco. Al fin y al cabo, lo que pretendes es fidelizar a tu público y hacer que te recuerde, pero no porque se haya llevado una impresión negativa.

Por eso, desde Galope Bravo, como agencia de marketing digital con ideas de vanguardia para marcas valientes, te mencionamos 7 aspectos clave que no puedes pasar por alto cuando estructures tu campaña de Street Marketing.

1 – ¡Sorpresa!

Como decía al principio, estamos continuamente avasallados por anuncios publicitarios, tanto que ya casi nada nos sorprende. Seguro que tú también silencias los anuncios cuando te saltan en algún vídeo o esperas de forma impaciente a que pasen los 4 segundos de cortesía para clicar lo más rápido posible en “saltar anuncio”.

Por eso, va a ser vital atacar a tu público objetivo cuando menos se lo espera y encontrar un modo de transmitirle el mensaje cuando haya bajado la guardia. El factor sorpresa será indispensable para impactar en nuestro target y ayudarnos a mejorar el brand awareness.

2 – ¡Bienvenida seas, creatividad!

Está genial fijarse en lo que hacen tus competidores, pero ¿por qué imitarlos? Piensa en cómo puedes llamar la atención de los ciudadanos de a pie de un modo en que no pueden tus competidores. Innova. Haz un brainstoming y exprímete el coco. Cuando menos te lo esperes habrás dado con una idea brutal.

Piensa bien en qué quieres transmitir y cómo, porque, más allá de captar la atención de los consumidores, hay que conseguir que se involucren haciendo uso de mecanismos de atracción llamativos. Sólo así lograrás que tu marca gane notoriedad y quede en la mente del consumidor como recuerdo de una buena experiencia.

3 – Sé cuidadoso.

El principal objetivo es llamar la atención de la audiencia, sí, pero no molestarla.

Está claro que en esencia el Street Marketing se nutre de la interacción con las personas de la calle, pero es fundamental asegurarse que la participación de los transeúntes sea por iniciativa propia y no porque se vean obligados a ello. De lo contrario, y casi con total seguridad, crearás en ellos un impacto – y, por tanto, un recuerdo – negativo.

4 – El tiempo es oro.

Como advierte el refranero: “Lo poco gusta y lo mucho cansa”. Asegúrate de que tus campañas de Street Marketing sean temporales y reversibles. Es decir, en el caso de Kit-Kat con la campaña de los bancos, sería fácil revertirla porque basta con volver a pintar el banco. En cambio, un grafiti en la fachada de un edificio igual es más difícil de quitar.

5 – ¡Compartir es vivir!.

De nada va a servir todo el esfuerzo volcado si no le llega a los clientes potenciales. Por eso mismo, apóyate en las redes sociales: la gran ventana de la publicidad. Ello te va a permitir viralizar tu campaña de Street Marketing de forma inmediata y a tiempo real, siendo factor clave para garantizar el éxito.

6 – Sé fiel a ti mismo.

Aunque tengas en mente lanzar una campaña que vaya a tener una sonada repercusión, no debes olvidarte de qué valores representa tu marca. Mantener la visión y misión de tu marca en todo momento evitará que los clientes potenciales se sientas decepcionados por tus acciones.

Si todavía tienes dudas sobre como puedes impactar en tu público objetivo sin llegar a ser molesto, ponte en contacto con una agencia de marketing digital. ¡Estarás en las mejores manos!