El pasado sábado 14 de marzo el Presidente del Gobierno decretó el Estado de alarma. Y cumpliendo las recomendaciones de los profesionales sanitarios, lo mejor para intentar evitar que sigan brotando nuevos casos de COVID-19 es quedarse en casa.

Sin embargo, aunque sabemos que es una medida que se ha adoptado para garantizar el bien de todos, es algo que ha paralizado inevitablemente nuestro día a día. Hemos cambiado nuestra rutina de trabajo por teletrabajar desde casa (quienes podemos). Otros han visto interrumpida completamente su actividad, y otros, desafortunadamente, deben seguir en sus puestos de trabajo, como es el caso de los trabajadores de supermercados, farmacias y los responsables sanitarios. A todos ellos, así como a cada uno de los que no tienen la facilidad de optar por el teletrabajo, desde Galope Bravo les mandamos todo nuestro apoyo y les agradecemos su profesionalidad.

Esta situación, a quienes somos culos inquietos, se nos hace muy cuesta arriba. Por eso, a fin de hacer la cuarentena más amena, queremos compartir algunas ideas a las que podéis recurrir cuando el aburrimiento amenace con ir a por vosotros.

1 – HAZ EJERCICIO.

A muchos, tener que aislarnos en casa nos ha fastidiado la rutina de gym que nos venía tan bien para mantenernos en forma y despejarnos a la vez. Aun así, podemos seguir haciendo deporte en casa. Obviamente, vamos a tener que adaptar los ejercicios al espacio del que disponemos y a los objetos que encontremos por casa. Pero no por ello es menos válido.

Además, a raíz de la cuarentena, son varios los profesionales que en sus cuentas de Instagram están emitiendo entrenamientos en directo. O también, puedes seguir la cuenta @yomemuevoencasa para rutinas de ejercicios. ¡No hay excusa que valga!

2 – SACA EL CHEF QUE LLEVAS DENTRO.

Aprovecha para innovar en la cocina. Haz una pizza casera. Unos muffins. O un clásico: galletas.

Saca todas esas recetas que tienes guardadas en tablones de Pinterest y ponte manos a la obra. ¿Quién sabe? Igual llevas dentro un Arguiñano y no tenías ni idea. Eso sí, un consejo: como te salgan buenas las recetas, piensa bien si quieres que alguien pruebe tus elaboraciones, porque puedes convertirte en el cocinero/a oficial de las reuniones familiares y eso ya no mola tanto. Que tú vas a las comidas por el cachondeo y las cervecitas.

Algunas cuentas que puedes seguir en Instagram para escudriñar recetas son: @chefbosquet (quien también publicó un libro titulado “Fast Food Saludable”) o @juanllorca , chef en Valencia Montessori School que, sumándose al hashtag #YoMeQuedoEnCasa, realiza directos a las 19:00h.

3 – CINE EN CASA.

¿A quién no le gusta una buena película? Solución: ¡Maratón de cine en casa!

Empieza otra vez tu saga favorita: Harry Potter, Star Wars, Avengers… Acaba con todas las series y documentales de Netflix, HBO, Amazon Premium, Movistar+ Lite

Todo un sinfín de archivos visuales a tu alcance con solo un clic. Y una buena noticia: muchas de estas plataformas (HBO, por ejemplo) ofrecen servicios gratuitos a los usuarios durante este periodo de cuarentena. Así que, prepárate un buen bol de palomitas y ¡A disfrutar!

4 – LEE UN LIBRO.

Ya va siendo hora de empezar el libro que te trajeron los Reyes Magos y que todavía no has tenido tiempo de abrir. ¡Ahora es el momento!

Incluso, ¿por qué no? Puedes ponerte a escribir tú si te viene la inspiración. O hacer un diario donde anotes las razones por las que todavía no te has tirado de los pelos después de llevar tantos días encerrado/a en casa. Con suerte, allá por 2037, cuando todo vuelva a la normalidad, alguna editorial te publica la historia.

Y si te gusta la poesía, la cuenta @poesiaentusofa también se ha sumado al #YoMeQuedoEnCasa.

5 – DIBUJA, PINTA UN CUADRO o HAZ UN PUZLE.

Saca tu lado más creativo. No serás Picasso, pero ¡Nunca te subestimes! No todos vamos a tener un lienzo a mano, de hecho, muy pocos. Pero no pasa nada, con tener pinturas, acuarelas o rotuladores nos sirve. Incluso sólo con tener un boli o lápiz y goma. ¡Coge un folio y empieza a crear!

Otra opción es decantarse por hacer un puzle. Saca todos los que tienes guardados y decide por cual empiezas. O hacer sudokus para mantener la mente en forma.

6 – CARTAS o JUEGOS DE MESA: ALGO QUE NUNCA FALLA.

Los juegos de mesa: un clásico. El Parchís, La Oca, el Monopoly, Catán, el Trivial, el Rummi, el Dominó… hay infinidad de juegos. Así que alguno tiene que parecerte divertido o se te tiene que dar bien. Y si no, siempre te quedarán las cartas. El Guiñote, la Brisca, el Mentiroso, el UNO, el Póquer, el Solitario…

7 – MONTA TU PROPIO FESTIVAL DE MÚSICA.

Canta y baila como si no hubiera un mañana. El ritmo corre por tus venas, lo sabes. Así que deja la vergüenza para otros, porque tu casa es un lugar seguro. Nadie te va a ver. La pena es que tampoco van a poder apreciar tu arte, ni la puesta en escena. Pero tú entrégate a la causa. ¡A darlo todo! Ya de paso, puedes aprovechar para limpiar un poquito la casa, que ya toca ¿no? Y hacerlo con música siempre es mucho mejor.

Como alternativa, si lo de bailar no te va mucho, algunos cantantes se han sumado a la iniciativa #YoMeQuedoEnCasa y en Instagram han montado un festival de música en directo desde sus casas (@yomequedoencasafestival).

8 – QUEDA CON AMIGOS POR SKYPE.

¿Quién ha dicho que tenemos que pasar la cuarentena solos? Solos en casa, pero no aislados del mundo. Organiza una quedada por Skype, Facetime o WhatsApp con los amigos. Saca unas cervecitas de la nevera y unas papas o aceitunas. Échale imaginación y ¡voilà! De repente tu salón se convierte en el bar al que vais todos los sábados a tomaros el vermut. Solo falta que acompañe una buena conexión (WI-FI, no nos falles) y puedes empezar a darle a la sinhueso.

9 – PLANIFICA UN VIAJE.

¿Por qué no empiezas a planificar ese viaje que vas a hacer en cuanto puedas volver a pisar la calle? Busca vuelos, hoteles, rincones que visitar, planes para hacer… Puede ser un buen modo de despejarte un ratito y recordar lo feliz que eres cuando exploras y descubres. Hay que ser optimista. Pronto volveremos a la normalidad.

Además, tienes Google Maps y tours virtuales en Youtube, que te pueden hacer la espera más amena. Plántate en Times Square o visita el Museo del Prado sin moverte del sofá.

10 – TRABAJO FINAL DE GRADO.

Esto va dirigido exclusivamente a los estudiantes: ¡Empieza el maldito TFG! Que luego acabamos con el tiempo encima y nos pilla el toro. Y, claro, todo son prisas y entregas a lo loco. No te digo que te entregues en cuerpo y alma, ni que estés 24/7 buscando información. Pero tienes todo el tiempo del mundo, ¡Aprovéchalo!

Estas son sólo algunas de las veinte mil cosas que puedes hacer para matar el tiempo. Vamos, que si te aburres es porque quieres. Aun así, si te quedas sin ideas, la cuenta @yoencasita te dará mil y una más.

Por ti y por todos: quédate en casa.